lunes, 23 de mayo de 2016

De compras en Primor.eu

Nunca le he prestado mucha atención a Primor, pero últimamente he hecho algunas compras en su web por su selección de productos y sobre todo por su precio. Como contaba en el post de los Juicy Shakers, era la web dónde tenían el mejor precio y en Navidad compré unas cuantas brochas y algo de maquillaje.



La verdad es que en la primera compra, en Navidad, quedé un poco cruzada con ellos debido a algunos problemas. Al hacer el pago, me equivoqué al poner uno de los números de la tarjeta y parece que hay algún bug que hace que cada vez que intentas repetir el pago este de error porque no te da la opción de introducir de nuevo los números de la tarjeta.

Al final tuve que pagar vía Paypal, y completé la compra sin problemas pero me fastidió un poco tener que cambiar el método de pago por un error de la web.

Y una vez hecho el pedido acabé teniendo bronca con MRW porque el día que pasaron no había nadie en casa, me costó horrores contactar con ellos (tenían el teléfono descolgado) y aunque pedí una nueva entrega tanto a través de la web como por teléfono tuve que pedir tres entregas nuevas, porque no pasaban en el día acordado.

Un poco desastre, pero claro, al final esto es un problema de la oficina de MRW y no de la tienda, que tengo que decir que me contestaron rápido a los mails que les mandé pidiendo información del pedido.

La siguiente compra la hice con entrega en la oficina y ahí sí que no tuve problema, en un par de días me había llegado el pedido sin ningún incidente.

Además de venir todo muy bien embalado (caja de cartón dura, con papel de burbujas para acolchar) son bastantes generosos con las muestras. En el primer pedido me llegaron un par de sobres y un vial de cosas de cosmética coreana y en el segundo un tarrito de sombra de ojos/purpurina de Hello Kitty.

La segunda experiencia mejoró bastante mi opinión, así que Primor pasa a una de mis tiendas de compra online habitual.

¿Habéis comprado en Primor? ¿Cómo fue vuestra experiencia?

jueves, 12 de mayo de 2016

Haul de cosmética ecológica

Siempre que escribo un post de este tipo me surge la duda existencial si a una compra de dos productos se le puede llamar haul o no, pero vamos a suponer que sí para simplificar el título del post.

A lo que vamos, el pasado fin de semana se celebró en Barcelona la feria Biocultura; un evento dónde se reúnen todo tipo de negocios relacionados con modos de vida sostenible, ecología, terapias alternativas, etc. y pasé por allí a ver que había.



Las partes que más me interesaban eran las de cosmética y comida, ya que las terapias alternativas no son mi cosa. La parte más grande era la de comida, pero me sorprendió gratamente que la zona dedicada a la cosmética tenía una extensión nada desdeñable.

Realmente había productos de todo tipo, desde grandes marcas (relativamente hablando) a pequeños productores locales. No me volví loca comprando porque por una parte tengo cosas por acabar en casa y tampoco tenía ganas de cargar mucho.

Una de las cosas que compré fue una espuma limpiadora de Kivvi por 9€. Esta marca de Latvia (por algún motivo hay un montón de marcas de cosmética de esta zona) utiliza extractos de plantas típicas del Baltico además de aceite de semillas de kiwi. Vale la pena echarle un vistazo a su página web para conocer más sobre ellos.

Ingredientes de la espuma limpiadora de Kivvi

Tienen unos packagings interesantes, del tipo hermético dónde no tienes que meter la zarpa dentro del producto, cosa que en cosmética ecológica que es más delicada se agradece.
Al ser una espuma sin jabón, bastante suave, tengo pensado usar la limpiadora por las noches los días que no me he maquillado.

El otro producto que compré fue un exfoliante corporal a base de sal, naranja y aceites varios de Naturalmente Mediterráneo. No conocía la marca, pero me gustó tanto el packaging como el tacto y aroma de sus productos.

Ingredientes del exfoliante Naturalmente Mediterráneo. Click para ampliar.
Investigando un poco he visto que esta empresa de Almería empezó elaborando jabones naturales para posteriormente ampliar su gama y ahora venden cremas para el cuerpo, perfumes sólidos, bálsamos labiales, sérums faciales...

Los jabones tenían muy buena pinta; buen tacto y un olor fantástico pero no es un formato que use así que no compré, aunque me dieron un par de muestras (salen los dos trocitos en la primera foto) de las variedades de leche de cabra y de café con canela. Ambos huelen genial.


¿Habéis pasado por Biocultura?  ¿Sois fans de la cosmética ecológica?

miércoles, 4 de mayo de 2016

Probando Cream Lip Stain de Sephora

Después de hacer un poco de limpieza de maquillaje y con el cambio de tiempo parece que me ha cogido una época de retomar el amor por los labiales. Recientemente compré el Juicy Shaker de Lancome, del que hablé en el post anterior, pero no ha sido la única compra de este tipo que he hecho últimamente.

Mi otro descubrimiento ha sido el Cream Lip Stain de Sephora, que compré en el tono Strawberry Kissed. Los tonos que se venden en España de este producto están entre rosas, rojos y coral, pero por lo que he podido ver, en EEUU hay un tono violeta que en el momento que llegue aquí va a caer sí o sí.

Pero a lo que vamos; estos labiales tienen el formato de un gloss, con un tubito que incluye un aplicado de esponjita pero no tiene nada que ver con los brillos de labios. Los tonos además de ser terriblemente intensos, tienen un acabado mate aterciopelado y una resistencia excepcional.



Da igual que bebas, que comas, que beses… el color aguanta durante horas y aunque es cierto que va bajando la intensidad siempre permanece el tono sobre el labio.

Normalmente no soy muy fan de los labiales tan permanentes porque suelen resecar bastante los labios y los encuentro muy incómodos (noto como una capa tipo yeso sobre el labio) pero con el Lip Stain de Sephora no me ha pasado. No nos vamos a engañar, reseca, pero bastante menos que otros que he probado y con asegurarme de hidratar los labios por la noche soluciono el tema.

Según afirman desde la marca, en la fórmula se incluyen ingredientes como el aceite de aguacate y vitamina E, pero bueno, siendo el tipo de producto que es no os esperéis una fórmula especialmente limpia. Os incluyo el listado de ingredientes según aparece en la web americana de Sephora.

Isododecane, Dimethicone, Trimethylsiloxysilicate, Polybutene, Petrolatum, Cyclohexasiloxane, Kaolin, Disteardimonium Hectorite, Cera Alba (Beeswax), Silica Dimethyl Silylate, Aroma (Flavor), Glyceryl Behenate/Eicosadioate, Propylene Carbonate, Persea Gratissima (Avocado) Oil, Tocopherol, Cyclopentasiloxane, Benzyl Alcohol. May or may not contain (+/-): Mica, CI 15850 (Red 7 Lake), CI 19140 (Yellow 5 Lake), CI 77891 (Titanium Dioxide), CI 77491 (Iron Oxides), CI 77492 (Iron Oxides), CI 77499 (Iron Oxides), CI 15850 (Red 6), CI 42090 (Blue 1 Lake), CI 75470 (Carmine).

A nivel de precio, cuesta 12€ (me parece un poco caro pero no excesivo), aunque yo lo conseguí con un descuento y me quedó por 10€.


¿Habéis probado este labial? ¿Cuáles son vuestros labiales mate favoritos?

lunes, 25 de abril de 2016

Probando Juicy Shaker de Lancôme

Los que me leéis ya sabéis que no soy muy dada al consumismo desenfrenado, y que por ejemplo es raro que escriba sobre hauls y cosas así. Normalmente voy comprando según necesitando, a medida que termino productos, pero tengo que reconocer que a veces veo algo que me “hace ojitos” y al final termino cayendo en la compra compulsiva.

Esto es lo que me ha pasado con el nuevo lanzamiento de Lancôme, el Juicy Shaker. ¿En qué consiste? Es un gloss con algunas particularidades.

La primera cosa que llama la atención, como podéis ver en la foto es que entra por los ojos gracias a su forma de cocktelera. El concepto de este producto es que antes de utilizarlo se debe agitar para mezclar los pigmentos de color con la base de aceites que utiliza para hidratar y mantener los labios.



El segundo punto llamativo es el aroma. Cada tono tiene asociado un olor; en mi caso era de frutos rojos pero se puede encontrar toda la macedonia, desde el mango al limón pasando por el melocotón o el melón.

Finalmente, me terminó de convencer que a pesar de dejar los labios muy brillantes, no es nada pegajoso. Tengo un odio personal contra los gloss que son pegajosos, así que este fue el punto que me terminó de convencer.

A la hora de utilizarlo, el aplicador tiene forma de esponjita, bastante grande, y terminada en punta que se impregna con el producto y se aplica sobre los labios a toquecitos. Además de dejar el tono brillante tiene un efecto de tinte de labios. No es como un labial, pero sí que realza el tono natural del labio.


Aunque a lo largo del día el brillo va desapareciendo, el color aguanta bastante bien el trote, incluso después de comer o beber. Obviamente, no es un producto que pretenda ser de larga duración o permanente, pero aun así estoy muy contenta con la duración.

Lo cierto es que cuando lo vi al principio me gustó el concepto, los tonos y el olor pero el precio me pareció exagerado, ya que su PVP es de 22€. Y a ver, está bien pero la verdad no creo que cueste eso. 

Pero buscando un poco se puede encontrar más barato en perfumerías como Primor, dónde cuesta sobre los 15€. No es un precio regalado, pero lo encuentro mucho más ajustado y para darme un capricho de este tipo me duele menos pagarlo.

La verdad es que creo que voy a darle mucho uso en estos meses que vienen, que cuando va llegando el calor apetecen fórmulas más ligeras y el efecto de brillo queda muy bonito para llevar sin necesidad de ir maquillada al completo.

sábado, 16 de abril de 2016

Festival de enlaces #11

Da un poco de pena el blog así medio abandonado, pero no se que pasa que la época de después de Semana Santa siempre es un subidón de faena; da igual que caigan las vacaciones en marzo, que en abril que en mayo.

De todos modos, no me olvido de que tengo algunos temas pendientes de comentar, que he probado algunos productos de los que quiero escribir la opinión y en general, que tengo que hacerle una resurrección primaveral.


Para volver a la carga a buen ritmo, retomo uno de mis muy favoritos posts de enlaces. A mi me gusta elaborarlos, así que espero que os sean útiles.
  • En lo que se refiere a viajes por mar, además de un crucero al uso, también se pueden hacer viajes en barcos cargueros. Muchas compañías ofrecen la opción de alquilar un camarote en un barco mercante. En este post de Xakata lo explican.

lunes, 14 de marzo de 2016

Mascarillas en tisú Lululun (cosmética japonesa)

Ya sabemos que en Asia, con temas de belleza, siempre van un poco a su aire. Una de las cosas dónde me di cuenta que esto es muy evidente es con el tema de las mascarillas faciales. Mientras que aquí en occidente el formato más habitual es el tubo o el sobrecito monodosis en formato crema, en Japón (y en Asia en general) triunfa el formato mascarilla en tisú.

No es que aquí no existan, porque las hay, pero allí copan la mayoría de la sección de mascarillas y puedes encontrar desde las más utilitarias (mascarilla de tejido blanco y punto) hasta motivos de fantasía con caras de animales o diseños de series de anime.

Mascarilla SNP con diseño de tigre

Entre la investigación que hice antes de ir y comparando ya allí las mascarillas que encontraba en las tiendas, una de las que más me llamaron la atención fueron las de Lululun, que además de estar muy bien de precio (unos 300 yenes, al cambio 2,5€, el pack de 7) las recomendaban desde muchos blogs. Existen de varios tipos pero yo me compré dos; las normales (paquete rosa) y las intensivas (paquete azul oscuro).

Los ingredientes más destacados de estas mascarillas son el ácido hialurónico, extractos vegetales como ginseng o aloe vera, miel, etc. Un detalle que puede que os eche atrás es que llevan algún parabeno en su composición, aunque están al final de todo de la fórmula. Lo que no llevan es alcohol ni aceite mineral (parafina líquida).

Packs de 32 unidades. Foto de lululun.com
Estas mascarillas se venden en varios formatos, o bien packs que contienen 7 mascarillas o bien unas cajas más grandotas que contienen 32 (para una semana o para todo el mes). Un detalle que hay que tener en cuenta es que no vienen envasadas individualmente, sino que dentro del pack de 7 vienen las 7 metidas dentro.

Aunque no sea el sistema más práctico, no hay problemas de conservación porque el pack tiene cierre hermético que además funciona bastante bien, por lo que las mascarillas no se secan.

El funcionamiento de estas mascarillas es bastante simple; tienes que aplicar la mascarilla en tisú sobre la cara, haciendo coincidir los huecos para la nariz, ojos y boca y dejarla sobre la piel unos 20 minutos. No he notado que produzca picores ni escozor mientras se tiene puesta, aunque en invierno resulta un poco molesto porque acabas cogiendo frío, al dejar algo húmedo sobre la cara tanto rato.

A nivel de resultado me ha gustado mucho, pero si os animáis a usarlas hay que tener en cuenta unas cositas. Después de usarla, al retirar el tisú y masajear el resto de líquido que queda sobre la piel, este se absorbe, pero la piel queda bastante pegajosa.

Mis packs de 7 ud cada uno
La primera vez que las usé pensé “ug que guarrada” pero  como era de noche y ya me iba a dormir, lo dejé así. Mi sorpresa vino por la mañana, que la piel estaba perfecta, nada pegajosa y se notaba como más llena y con buen aspecto, pero sin exceso de grasa.

Las veces que las he usado con la piel en modo crisis (por ejemplo después de una gripe que entre otras cosas me dejó la piel fatal) me he despertado con la cara muchísimo mejor.

Otra cosa que me ha gustado ha sido que el efecto perdura, no pasa como ocurre en ocasiones que al lavarte la cara los efectos del producto desaparecen.

Y el tema de simplemente tirar el tisú una vez has usado la mascarilla me parece mucho más práctico y menos engorroso de usar que las tradicionales mascarillas en formato crema. A pesar de que va puesta sobre la cara, no es necesario estar tumbado sin moverse, la lámina se queda pegada a la cara así que podéis ir haciendo otras cosas mientras.

Cuando se me acaben los packs que traje las buscaré online porque me han dejado muy satisfecha.

¿Usáis mascarillas en crema o en tisú? ¿Tenéis alguna asiática entre vuestras favoritas?

martes, 8 de marzo de 2016

Tsubaki Extra Moist: el champú de Shiseido

Después de un hiato imprevisto más largo de lo esperado volvemos a la carga. Hoy os hablo de una de mis compras de Japón, el champú Tsubaki de Shiseido, al cual ya le he dado uso durante suficiente tiempo para hacerme una idea.

Este champú siempre ha tenido, en general, muy buenas opiniones en blogs y webs de cosmética y era uno de los productos que sí o sí me quería traer de mi viaje. Fue fácil de encontrar en Japón, se vende en droguerías, supermercados y grandes almacenes a un precio bastante económico (a mí me costó 884 yenes, unos 7€ al cambio) por una botella con dosificador de 550 ml.

No sólo hay este champú que os enseño aquí, también existen los productos accesorios (mascarilla, acondicionador) y una gama completa con diferentes funciones como son ganar volumen o reparar cabellos dañados. Además, se puede comprar el relleno para la botella con dosificador, que es un poco más barato.

En concreto, el que yo compré (botella roja) es la versión súper hidratante (extra moist) y promete una serie de beneficios (hidratación, brillo, suavidad, etc) gracias al aceite de camelias que contiene.


Este aceite, que no es muy usado por Europa, tiene mucha fama en Japón como tratamiento capilar. Allí se utiliza tanto como ingrediente en productos para el pelo como en su forma pura como aceite pre y post lavado (ya hablaré más delante de este aceite).

Para utilizarlo, con dos “pumps” del dosificador tenemos suficiente para lavar una melena generosa; el champú es bastante líquido, tiene un tono blanco irisado y un aroma floral muy agradable. Hace espuma aunque no en exceso y es fácil de retirar una vez te has lavado el pelo.

Pero vamos a lo que importa, ¿qué tal funciona? Pues lo cierto es que muy bien. Fue mi madre la que me hizo notar la primera ventaja de este champú, que era un pelo menos encrespado. No hace el efecto de un alisado de queratina, obviamente, pero lo cierto es que sí que el pelo está más manejable y menos encrespado.

El brillo se nota sobre todo si utilizamos la plancha o el secador para alisar, aunque también se aprecia a simple vista aunque seques el pelo al aire. Otra cosa que llama la atención es que el pelo queda muy suave, algo evidente al tacto.

A nivel de limpieza, aguanta muy bien y el pelo tarda en ensuciarse. Es cierto que aguanta un poco menos que de Wella que uso habitualmente, pero considero que la duración de la limpieza es más que suficiente.


Hay que tener en cuenta que sus ingredientes, en general, son los de un champú convencional y que contiene tanto SLS como alguna silicona por lo que si estáis evitando este tipo de ingredientes, no es vuestro producto.

¿Conocíais la gama Tsubaki de Shiseido? ¿Habéis usado algún producto capilar japonés o asiático en general?

lunes, 15 de febrero de 2016

Continuo Espacio Tiempo en el Concurso 20blogs

Este año he decidido apuntar el blog al concurso de blogs de 20 Minutos, así que aprovecho que ya han empezado las votaciones para hacer un poco de spam al respecto.

Para votar es necesario estar registrado en el portal de 20 Minutos y acceder a mi ficha de blog desde el enlace que hay a continuación. Se puede votar en diferentes categorías así que si os interesa cotillear un poco que blogs participan, podéis acceder al portal general.

Para votar a mi blog sólo tenéis que seguir este enlace:



Las votaciones se encuentran abiertas hasta el 2 de marzo, así que os pido el voto hasta ese día. ¡Gracias!

lunes, 8 de febrero de 2016

De zapatos (de primavera) va la cosa

Ahora que estamos al final de las rebajas ya se empiezan a ver las nuevas colecciones en moda y calzado. Y la verdad, es que en el tema de calzado siempre voy bastante atenta a lo que va saliendo; y así acabo con un armario lleno de zapatos; pero bueno.

Os hago un repaso a los lanzamientos de mis marcas favoritas para la temporada Primavera Verano 2016.


Mi eterna marca adorada de la que no tengo nada (un día, un día...) ha presentado ya en la web la colección de verano, con algunos modelos que son puro amor.

Lo cierto es que aunque de la diseñadora japonesa prefiero siempre la colección de Otoño Invierno, el calzado que ha lanzado este verano me parece súper bonito.





Estos cuatro modelos me han encantado. Especialmente el último par me recuerda a un modelo del año pasado que me gustó mucho, y veo que ha debido ser un éxito si sacan unos similares.

De esta marca de zapatos de La Rioja tengo ya varios pares, tanto de invierno como de verano y la calidad y la comodidad de su calzado es fantástica.

Es cierto que tienen un toque barroco muy marcado (especialmente en invierno) y pueden no gustar a todo el mundo. A mi, por su diseño, su calidad y materiales me tienen ganada.





La colección veraniega de este año tiene un toque más elegante que de costumbre y optan por sus colores habituales (verdes, azules, rojos) pero con un toque pastel. 

Aunque son una marca (también española) de toda la vida se han puesto las pilas con el tema del diseño y ahora encontramos unos zapatos elegantes y femeninos, además de cómodos.



El zapato rosa con los filos en negro me parece maravilloso y las sandalias rojas además de bonitas tienen pinta de ser muy cómodas. Y por supuesto, también hay opciones para las que optan por los taconazos.

La verdad es que aquí cambiamos un poco de registro. Las marcas anteriores tenían un estilo bastante fino y elegante mientras que los zapatos de The Art Company (otra empresa española en La Rioja) tienen un rollo mucho más urbano y de batalla.

Aún así son una buena opción para el día a día si tu trabajo no requiere ir muy arreglado y aguantan bien el trote.






Y tú, ¿ya tienes echado el ojo a los zapatos y sandalias de este verano?
¿Conocías esta marcas?

lunes, 1 de febrero de 2016

Cosmética Japonesa: DHC Deep Cleaning Oil

Resulta que la semana pasada, por una serie de circunstancias, me vi haciendo de modelo para una sesión de fotos profesional. Aunque en las fotos el look sea súper natural y neutro y discreto y parezca que una no va maquillada, la capa de chapa y pintura que se usa es considerable.

El efecto, hay que reconocer, que mola un montón. En foto da una imagen fenomenal, pero es que hasta haciéndose un selfie cutre con pésima luz, el resultado es espectacular. Vamos, que después de la sesión me tiré media tarde haciéndome selfies en cualquier situación.

Pero a lo que iba, que me desvío. Todo llega a su fin, así que llega un momento en que hay que desmaquillar toda esa capa para irse a dormir; y ahí es dónde me planteé cómo quitar bien todo el maquillaje y sin tener que frotar mucho para que la piel no sufra.

Y me acordé de que en Japón compré un aceite desmaquillante del cual por foros y webs se hablaba maravillas. Se trata del aceite DHC Deep Cleansing Oil.


Por poner en contexto, DHC es una empresa japonesa de cosmética que aunque su punto fuerte es la venta directa (vamos, tipo Avon o Mary Kay) también tienen algunas tiendas propias o córners en centros comerciales (que es dónde los encontré yo).

Sorprendentemente, tienen un lejano lazo con España. Originalmente, la empresa se dedicaba a la traducción de materiales educativos (no en vano, DHC significa Daigaku Honyaku Center, lo que viene a ser Centro de traducciones universitarias), hasta que el propietario de la empresa Yoshiaki Yoshida descubrió el aceite de oliva en Baena.

Esto le hizo surgir la idea de desarrollar una línea de cuidados de la piel usando el aceite de oliva como ingrediente principal. El negocio tuvo éxito y actualmente no venden sólo en Japón, si no también en EE.UU, Korea, China y Reino Unido.

Su producto estrella es precisamente este del cual hablamos hoy, el Deep Cleansing Oil. Según cuentan en la publicidad del producto, se vende 1 cada diez segundos.

Para utilizar este producto se tienen que coger tres "pumps" de producto sobre las manos secas. Frotar un poco para calentar el aceite y a continuación masajear la cara, sin algodón, directamente con las manos, con el producto durante un periodo entre 30 segundos y 1 minuto.

Una vez pasado este tiempo se añade agua para retirar el producto. Lo curioso es que mientras al usarlo en seco la textura es de un aceite (no en vano el primer ingrediente es aceite de oliva), al añadir agua se vuelve espuma.

Listado de ingredientes: Olea europaea (olive) fruit oil, caprylic/capric triglyceride, sorbeth-30 tetraoleate, pentylene glycol, phenoxyethanol, tocopherol, stearyl glycyrrhetinate, rosmarinus officinalis (rosemary) leaf oil

Mi primera sorpresa fue que arrastró el maquillaje. Completamente. Capas de colorete, y polvos, y sombra, y base, y correctores, y máscara de pestañas... todo fuera en menos de un minuto.

Mi segunda sorpresa fue que una vez aclarada la piel no queda nada aceitosa. Cuando voy muy maquillada, como es el caso, hago doble limpieza, pero tranquilamente podría no haberla hecho.
Al día siguiente tampoco me aparecieron granitos ni nada por el estilo, y hasta los puntos negros de la nariz estaban muchísimo más limpios que de costumbre.

Lo cierto es que me ha parecido un producto de 10. Su única pega sería el precio. En Japón me costó, el bote de 200 ml. unos 20€ y aquí se puede encontrar en la web de Feel Unique por 28€.

Lo cierto es que si no vuelvo a Japón o nadie que conozca va para encargárselo, sí que pediría otro bote online aunque sea ese su precio. No es un limpiador que vaya a usar a diario, más que nada porque no me maquillo cada día (normalmente voy tal cual por la vida), pero lo veo imprescindible para esos días en los que vas muy maquillada.

¿Conocíais este aceite? ¿Utilizáis alguna opción similar?