miércoles, 22 de julio de 2015

Eau de Toilette Té Verde - Un Matin au Jardin (Yves Rocher)

Tengo que decirlo, me declaro fan de las colonias que llevan té verde. Así que cuando pasé por Yves Rocher y vi que habían sacado un eau de toilette con este aroma, pues al final me la tuve que llevar.

En concreto, la colonia forma parte de la colección Un Matin au Jardin y el frasco contiene 100 ml. y tiene vaporizador. El precio supuestamente es 26€, pero al final entre promociones y demás, siempre la tienen al 50%, por lo que sale a 13€



A nivel de aroma, me gusta mucho para verano porque huele fresca y un poco astringente (vamos, el olor habitual en las fragancias a base de té). A nivel de permanencia, al ser eau de toilette, no se puede esperar que dure todo el día, pero aguanta unas cuantas horas sobre la piel. Al menos a mí (que ya se sabe que en cada piel los perfumes reaccionan diferentes), con el paso del tiempo le noto un aroma algo más amaderado.

La verdad, es que casi todos los perfumes que tengo son bastante fuertes y los veo muy adecuados para invierno, pero en esta época se me hacían pesados. Esta en cambio es una maravilla ponérsela con el calor que hace, es un aroma que le pega al verano.

Si os gusta y os quedáis con ganas de más, también decir que hay la versión gel de ducha con el mismo aroma.


¿Habéis probado esta colonia? ¿Sois fan del té verde en perfumería?

jueves, 16 de julio de 2015

Comprando en Perfumes Club

Aunque es cierto que a estas alturas todo el mundo conoce ya Perfumes Club, tengo que decir que hasta el momento no había comprado nada en su tienda (siempre he tirado más de webs extranjeras), hasta ahora.

Después de quedar convencida (tras probar una muestra) de las bondades del sérum Advanced Night Repair de Estée Lauder (del que ya hablaré más adelantes) el sitio más barato y de envío más rápido que encontré, y que además no pareciera de dudosa legalidad, fue Perfumes Club.


Tengo que decir que he quedado muy contenta con el proceso de compra; no sólo la web es sencilla de navegar si no que siempre se puede rascar algún descuento, que aunque al final sólo te ahorres un par de eurillos, siempre va bien.

Aunque a mi no me hizo falta, porque ya sabía lo que iba a comprar, también disponen de un servicio de asesoramiento con una esteticista, a la que le puedes plantear dudas y preguntas sobre maquillaje o cosmética y quién te dará recomendaciones de productos para los problemas que necesites solucionar. 

Como comentaba al principio, nunca había comprado en esta tienda y uno de los motivos era porque los gastos de envío me parecían siempre un poco salvajes, pero ahora que los han bajado y están a 3,99€ (es lo que me ha costado a mí por un producto) sale más a cuenta.

El sérum me llegó en tres días vía Seur, en una caja de cartón rígida y protegida con papel de embalar que estaba puesto dentro para hacer de amortiguador ante golpes o caídas. Y además, me incluyeron en el paquete una muestra de un perfume de Bottega Venetta.

En resumen, he quedado muy satisfecha con su servicio, y los añado a mi listado de tiendas online de confianza.

¿Habéis comprado alguna vez en perfumes club?

martes, 7 de julio de 2015

Geles "Jardin du Monde" de Yves Rocher

En tema de jabones, rara vez compro alguno “especial”, y acabo cogiendo el que esté de oferta en el súper en el momento de comprar. Estos dos jabones de Yves Rocher, uno de café de Brasil y otro de verbena, los compré para ir al gimnasio ya que las botellas son pequeñas; ambos pertenecen a la gama de Jardin du Monde que incluye jabones, desodorantes, colonias, etc. de aromas florales y exóticos.

A nivel de precio no salen mejor que un jabón normal, pero tenía una de esas promos tan llamativas que te mandan vía tarjetón a casa y me animé. Sin promoción cuestan 3,20€ pero la verdad, es que siempre las he visto a mitad de precio, por lo que salen a 1,60€ y contienen 200 ml.



Lo cierto es que no estoy muy segura si aún se venden estos dos aromas, ya que aunque en la web no aparecen, sí que me suena haberlos visto recientemente en las tiendas.

Un punto que destaca especialmente es el olor, especialmente el de café; cuando lo abres, tu cuarto de baño (o el vestuario del gimnasio…) se llena de un aroma de caramelos de café que es maravilloso. Y la fragancia permanece, al cabo de unas horas todavía notas el rastro del olor sobre la piel.

El gel de verbena tiene un aroma más tradicional, tipo cítrico, que aunque también es intenso y dura, pues no es tan llamativo como el café.

Por lo demás, quitando el tema del olor, no he notado una gran diferencia con los geles normales, no noto la piel ni mejor ni peor. En general, a menos que esté buscando algo en bote pequeño para llevar por ahí, no creo que repita por el producto en sí mismo.

 
Tampoco me maravillan a nivel de ingredientes (que podría ser un motivo para su compra, si se diera el caso), y no es que tengan una composición demasiado natural, a pesar de que Yves Rocher grita a los cuatro vientos que se dedican a la "cosmética vegetal".

En resumen, si un olor de la colección os llama la atención, son suficientemente baratos para comprarlo por capricho, pero no salen a cuenta para usarlos de forma habitual.

lunes, 29 de junio de 2015

Cómo leer un cosmético

Las marcas de cosmética aprovechan cualquier pequeña ventaja para desatar el marketing y convencernos de que sus composiciones son lo más, que la crema nos va a hacer milagros, que usan ingredientes de primera y un montón de historias más que, en el mejor de los casos, son una exageración o directamente mentira.

Hay varias maneras de vender milagros cuando fabricas un cosmético, pero uno de los trucos más habituales es usar reclamos como el uso de algún ingrediente interesante como puede ser el aloe vera, el ácido hialurónico, la miel o cualquier otro compuesto que pueda funcionar bien como argumento de venta.

El problema viene cuando de ese ingrediente se encuentra en una concentración irrisoria, dónde no notaremos ni sus efectos ni sus beneficios. Una manera de darse cuenta de este engaño es echando un vistazo a la composición, ya que estos se escriben en orden de cantidad; cuanto más arriba, más concentración de ese ingrediente.

Tónico de Aloe Vera de The Body Shop con cantidad marginal de aloe
Es por ejemplo muy típico son las cremas que anuncian a bombo y platillo que llevan aloe o aceite de oliva; y luego cuando miras el INCI, ves que aparece apenas al final de la fórmula. Esto no sirve de nada. Si buscas un producto con un ingrediente concreto, lo mejor es fijarse bien de que aparezca al principio del listado.

Por otra parte, algo muy típico también es cobrar precios exagerados por cremas que cuando miras su composición están llenas de ingredientes baratos y de poco valor. Uno de los casos de este tipo que encuentro más sangrantes es el de los productos de La Mer; cremas que cuestan por encima de los 100€ y que contiene aceite mineral y otros tipo de derivados del petróleo (petrolatum y cera microcristalina) además de ingredientes irritantes como lima o eucalipto, todo ello en las primeras posiciones de la fórmula.

Por supuesto, esto no quiere decir que todo lo barato sea mejor, porque como en todo, se compra lo que se paga y en una crema de 3€ no vas a tener una maravilla, pero no significa tampoco que por un precio exorbitante vayas a tener un producto extraordinario.

En resumen, hay que revisar siempre la lista de ingredientes, y ante la duda, hay páginas online como Paula’s Choice, Cosmetics Ingredients o Cosmetics Info que dan información sobre qué es cada componente que encontramos en nuestros cosméticos.


Y tú, ¿revisas las etiquetas de los productos que compras?

sábado, 20 de junio de 2015

El neceser de las vacaciones

No sé el tamaño de vuestra colección de cosmética y maquillaje, pero la mía no es posible llevármela al completo cuando me voy de vacaciones. Por una parte, por lo que ocuparía en la maleta y por otra porque evito al máximo facturar cuando vuelo, así que no me queda más remedio que ceñirme a las ridículas normas sobre líquidos en el equipaje de mano.
Las mini tallas van perfectas para vacaciones
Así que al final no me ha quedado más remedio que hacerme una especie de lista estándar de cosas a llevar, que sigo al pie de la letra para no encontrarme luego que me faltan productos o que por el contrario, llevo media casa encima.

Los imprescindibles del bolso
Hay unos cuantos productos que van siempre en mi bolso, especialmente si tengo que volar (el avión me deja la piel bastante maltrecha). Uno de ellos es bálsamo labial de L’Occitane, del que ya he hablado varias veces, y que es el único que consigue que no baje del avión con los labios cortados.




Otro de los productos indispensables es el agua termal; que ayuda a combatir un poco la falta de humedad ambiental en los aviones y hace que la piel no sufra tanto. Eso sí, que sea el tamaño pequeño (de 50 ml) o no os lo dejarán subir.


Minimizando el maquillaje
Ya, que en vacaciones a una le hacen fotos y que queremos tener buena cara y toda la historia, pero no es necesario cargar con el baúl del maquillaje y la cosmética.

Con eso de que ahora todas las marcas van locas dando muestras, tengo una colección bastante generosa que me sirve para llevar de todo (hidratante, contorno de ojos, protección solar y hasta base) en cómodos sobrecitos.




A nivel de maquillaje, lo mejor es reducir y tener en cuenta dónde vamos. Si el plan es aventuras en naturaleza agreste, a lo mejor no es necesario llevar todo el set de maquillaje. Paletas, productos de doble uso o minitallas son las opciones óptimas para llevar de viaje.


Y nunca, nunca te olvides…
En mi caso, el producto que desde que me lo olvidé la primera vez no lo he vuelto a hacer y del cual llevo el tamaño completo, es el desmaquillador. Otro, es la protección solar, ya que aunque vayamos de vacaciones a ciudad y no pisemos la playa, al estar todo el día al aire libre es necesario protegerse para no acabar igualmente achicharrado.


¿Qué lleváis en el neceser cuando vais de viaje? ¿Viajáis ligeras de equipaje o cargáis la casa a cuestas?

miércoles, 10 de junio de 2015

Menos es más: aceite de rosa mosqueta

A veces menos es más, y un producto simple de un ingrediente sirve para todo; como es el caso del aceite de rosa mosqueta. A casa llegó como tratamiento para atenuar las cicatrices y aprovechando sus propiedades regenerativas ha acabado siendo utilizado como antiarrugas, hidratante, calmante y protector de la piel. Por ejemplo me gusta mucho para usar después de la depilación, porque calma bastante la irritación.

Lo cierto es que si se busca información sobre el aceite de rosa mosqueta, Internet está lleno así que venir a cantar sus beneficios es un poco innecesario.

Algo un poco más complicado, es saber elegir cuál puede ser un buen producto, porque como pasa en todo, hay muchos tipos de calidades y como no vayas con mil ojos cuando compras, sobre todo online, te pueden dar gato por liebre.

En primer lugar, debemos tener en cuenta la manera de obtener el aceite, que puede ser por prensado en frío, por cocción lenta o mediante un proceso de refinado. En el primer caso, el aceite se obtiene simplemente por medios mecánicos, en el segundo se utiliza el calor y en el tercer caso, un solvente que permita extraer el aceite.

Se considera que el mejor método, tanto por evitar impurezas como porque el aceite obtenido conserva sus propiedades beneficiosas, es el prensado en frío, así que este es uno de los puntos importantes a la hora de elegir un buen aceite (y no sólo de rosa mosqueta, esto se aplica en general).

Otro punto muy importante es que el aceite que compremos sea puro. En general, y el de rosa mosqueta en particular, son un producto bastante caro así que a veces se mezclan con otros aceites más baratos (por ejemplo de almendras dulces) o bien artificiales (aceite mineral) para poder bajar los precios.

Finalmente, tenemos que tener en cuenta el packaging; debido a que el aceite se estropea con la luz, lo mejor es comprarlo en botellas oscuras, preferentemente de cristal, que ayudan a mantenerlo en buen estado y sin enranciarse durante más tiempo.




El que estoy utilizando en estos momentos es el de Pranarom (no por nada concreto, si no que la tienda por la que pasé cuando me hacía falta, vendía esta marca) y es procedente de agricultura ecológica. El precio fue sobre los 10€.


¿Utilizáis aceites naturales? ¿Os fijáis en cómo han sido obtenidos y su origen?

domingo, 31 de mayo de 2015

Agua de rosas (de Bulgaria o de dónde sea)

A raíz de la rosácea he tenido que cortar todo lo que son ingredientes irritantes. Hay varios (mentol, hammamelis, cítricos…) pero si hay uno que es casi omnipresente es el alcohol, especialmente en los tónicos. Así que me tocó buscar una alternativa sin alcohol o irritantes para usar a modo de tónico y acabé optando por el agua de rosas.

Si se compra pura, además de no tener alcohol y ser natural tiene una serie de propiedades bastante interesantes como por ejemplo:
  • Se puede utilizar independientemente del tipo de piel; no añade grasa ni reseca por lo que es apta para pieles secas, grasas o mixtas. 
  • Es antiinflamatoria, por lo que va bien para problemas de acné. 
  • Ayuda a calmar la piel y a disminuir las rojeces, por lo que es adecuada si se tiene rosácea o algún otro problema similar. 
  • Al ser relajante y calmante, va bien para utilizarla tras el afeitado o la depilación. 
  • Además, al no llevar alcohol puede ser usada como tónico por personas con la piel sensible.
No os voy a contar un rollo de que es milagrosa, porque tampoco lo es; pero la verdad me gusta mucho para usarla como tónico ya que no reseca la piel, no añade grasa, deja sensación de frescor en la piel y un aroma fantástico a rosas.

Agua de rosas y agua de rosas y manzanilla, ambas compradas en Bulgaria
El bote que estoy usando ahora lo compré en Bulgaria, así que me salió súper bien de precio, unos 2€ un bote de 200 ml, por lo que el tema calidad / precio me parece fantástico. En España cuesta un poco más, pero es bastante asequible, especialmente comparada con otros tónicos.

La verdad es que después de un par de meses usándola, me quedo con la idea de que menos es más y cuando se me termine este bote repetiré con el agua de rosas (de cualquier marca) porque me ha gustado la sensación que deja.

lunes, 25 de mayo de 2015

Contorno de ojos reafirmante de Green People

En posts anteriores ya había comentado que tenía una búsqueda en pos de un contorno de ojos que pueda llamarse digno. Después de terminar el de angélica de L’Occitane (que empezó gustándome, pero luego ni fu ni fa) me compré uno de la marca Green People.

En concreto se trata del contorno de ojos reafirmante de la marca de cosmética ecológica Green People. No es que el tema reafirmante me interesara especialmente, pero también especificaba en la caja que ayudaba a atenuar las ojeras. Así que entre eso, su buen precio y el hecho de que fuera cosmética ecológica (y además sin alcohol) acabé convencida de llevármelo. El tubo contiene 10 ml y me costó sobre los 10€ en Adonia Natur.



El aplicador es una media esfera con un agujerito por dónde sale el gel, que resulta más interesante en la teoría que en la práctica; hace un poco difícil dosificar el producto.

El contorno es un gel bastante ligero, con un leve aroma a pino, que se aplica a toquecitos en la zona del contorno del ojo. Una vez se ha secado (tarda un par de minutos) no hay problema para usar maquillaje, correctores u otros productos encima. Tampoco deja restos, en el momento, aunque me he dado cuenta que si al cabo de las horas me rasco los ojos, sí que salen restos del producto.

A nivel de efectividad, pues como hidratante es normal. Resfresca (al ser gel), hidrata la zona de la ojera y es agradable de usar; pero a nivel de ojeras no he notado nada.


Ingredientes del contorno de ojos reafirmante de Green People
Realmente, no esperaba notar mucho porque tengo ya un desengaño con todo el tema de antiojeras, así que me conformo con que hidrate y me funcione bien como base para usar los correctores.

De todos modos, aunque no estoy descontenta con su compra (tiene una buena relación calidad / precio) tampoco creo que vaya a repetir con él porque no tiene ningún punto que me haya entusiasmado en exceso.

No sé si es que soy muy exigente o qué, pero de todos los contornos que he probado en los últimos años (el de aguacate de Kiehls, el de ángelica de L’Occitane y este, sin contar algunas muestras que me han dado de otras marcas) ninguno me ha convencido lo suficiente como para repetir.

¿Cuál es vuestro contorno favorito? ¿Usáis cuidados específicos o un hidratante general?

viernes, 15 de mayo de 2015

¿Réplicas chinas? No, gracias.

Vivimos en una época que el maquillaje está de moda y dónde además de las marcas clásicas de siempre han ido apareciendo otras, de todo tipo de precio, que tienen productos la mar de interesantes. Incluso las marcas blancas de supermercado (como Deliplus o Belle) tienen productos que, como mínimo, son bastante llamativos y resultones.

A causa de esta inmensa variedad para todos los bolsillos hay una “moda” que vengo viendo en blogs últimamente que no soy capaz de comprender: la compra de copias de dudoso origen y calidad en webs tipo Aliexpress, Ebay o similares; sobre todo de las Naked de Urban Decay pero también de productos de otras marcas como Too Faced o MAC.

Más falsa que un euro de plástico
Es un tipo de producto que no compraría bajo ningún concepto, y no por un tema de marquismo ni elitismo sino porque estás poniendo en tu piel (y cerca de tus ojos, que es aún peor) un producto que no pasa ningún tipo de control sanitario ni de control de calidad durante la fabricación ni antes de la venta. Y aunque el producto pueda traer un INCI nada os asegura que esos ingredientes que listan sean los reales (y no sólo un plagio de la lista de ingredientes del producto original).

Varios estudios científicos demuestran que los maquillajes convencionales (sobre todo productos de colores intensos como sombras o pintalabios) contienen trazas metales pesados como plomo o arsénico; no porque se añadan a la fórmula si no porque quedan trazas de ellos en los pigmentos que se utilizan para crear los colores.

Es un problema que afecta a marcas de primera línea como Dior, Chanel o Helena Rubinstein (según un estudio finlandés del 2000) y del que sólo se suelen librar marcas con sellos Bio porque para obtener la certificación, sus productos no pueden contener ni trazas de metales pesados. Tanto unas como otras, reconocen que tener ese tipo de control sobre los proveedores es complicado y encarece el proceso de fabricación.

¿De verdad creéis que una empresa china sin ningún tipo de control (ni reputación que proteger), que vende falsificaciones, se va a preocupar de los “ingredientes extra” que pueda haber en sus productos?

Muchas chicas, cuando escriben las opiniones sobre el maquillaje falsificado comentan que les sorprende el hecho de que las sombras pigmentan muchísimo, como si esa fuera la mayor preocupación. Posiblemente su resistencia y permanencia se deban a ingredientes no permitidos en Europa o EEUU que facilitan que los colores sean más intensos y resistentes sin encarecer demasiado el precio (como por ejemplo, el plomo).

Lo cierto es que entre los escándalos continuos que hay sobre la seguridad de calidad de fabricación en China, la falta total de controles sanitarios, el desconocimiento absoluto sobre quién fabrica el producto y la ausencia de información veraz sobre su composición, lo último que se me ocurriría poner sobre la piel es un producto de origen más que dudoso.

Entiendo que haya tonos que puedan parecer bonitos y preciosos, y si se quieren encontrar versiones más baratas de empresas que al menos trabajan bajo lo que marca la ley (por mucho que pueda mejorarse el marco legal), es posible.

Y en el caso de ser un fetichista de una marca concreta y tener la necesidad de comprar “esa sombra de esa marca” o “ese labial de esa marca” no entiendo que satisfacción puede dar tener la versión falsa. Más que nada, el maquillaje no es como una prenda de ropa o un bolso que se luce, nadie mira a otra persona por la calle y piensa “Oh, esa chica lleva la sobra tal de la marca cual” así que tener productos de determinadas marcas fetiche no deja de ser una cuestión de satisfacción personal para quien lo ha comprado.


Al final, cada uno es libre de ponerse lo que le apetezca, pero personalmente considero una temeridad usar este tipo de productos, teniendo en cuenta su absoluto descontrol y la falta de control legal sobre ellos. 

¿Compráis falsificaciones chinas de maquillaje? ¿Rechazáis este tipo de productos?

ACTUALIZACIÓN 20/05: acabo de leer que estos días ha salido un informe de la policía de Londres dónde se detallan los resultados de análisis hechos a falsificaciones y réplicas de maquillaje. Según parece, además de ársenico, plomo y mercurio también se han encontrado heces de rata. Se habla también de los perfumes falsificados, que incluyen entre su composición sustancias tan apetecibles como cianuro y orina humana. Un motivo más para rechazar este tipo de falsificaciones.

domingo, 10 de mayo de 2015

Eau de toilette de Melocotón amarillo de Yves Rocher

Como os comentaba hace un par de semanas, tengo un montón de minitallas y muestras de colonias por probar. Lo típico es ir dejándolas para un día especial, pero con la tontería se me acumularon un montón y al final he decidido ir utilizándolas y con la que he empezado ha sido con la del bote más grande: Eau de toilette de Melocotón amarillo de Yves Rocher.

Esta colonia forma parte de la gama Plaisirs Nature que se compone por geles, desodorantes, colonias, etc. con aromas sencillos y (básicamente) frutales.

El aroma es a melocotón dulce, me recuerda un poco a los corazones de caramelo que tienen sabor a melocotón, pero con un toque ácido que evita que se haga pesada. Aunque te la pongas en verano el dulzor no agobia y es un aroma bastante fresco.

El mayor problema que le veo es que la duración es bastante limitada, apenas aguanta dos o tres horas sobre la piel (algo más sobre la ropa, pero no creáis que mucho más). Aunque a su favor, hay que reconocer que tampoco es demasiado caro (7,70€ el vaporizador de 100 ml.).
Ingredientes (muy largo el INCI para ser una colonia)
De todos modos, no está en mi lista de la compra (este frasco lo recibí como una promoción de cumpleaños); por una parte encuentro que el aroma es demasiado sencillo (sólo tiene el olor del melocotón) y por otra, me gusta que las colonias o perfumes que uso aguanten algunas horas más.


¿Habéis usado estas colonias? ¿Cuál es vuestro olor favorito?